Claves para tener un cuerpo tonificado

beautiful fitness young sporty couple with dumbbell isolated over white background

El tono muscular se refiere al grado de firmeza de los músculos cuando se encuentran en reposo. Un músculo no entrenado y que además se encuentra rodeado de una mayor cantidad de grasa subcutánea, tendrá menor tono muscular que otro músculo de una persona que se ejercita frecuentemente y que su porcentaje de grasa corporal es menor.

Reposo suficiente y adecuado:

El reposo muscular adecuado, es fundamental para lograr tonificar sus músculos adecuadamente, ya que es durante el descanso que las fibras musculares se reparan e incrementa su firmeza.

Utilice una dieta con bajo porcentaje de grasas:

Una dieta baja en grasas le ayudará a mejorar la apariencia de sus músculos, ya que la grasa que se encuentra por debajo de la piel disminuye la apariencia de un cuerpo tonificado.

Entre los alimentos que debe evitar por su alto contenido en grasas saturadas están: La leche entera, el tocino, alimentos fritos, la mayonesa, margarina, entre otros. Una dieta que favorecerá su tonificación muscular debe contener alimentos como la pechuga de pollo, abundantes verduras, semillas de almendra previo a su entrenamiento, leche descremada, requesón, pescado, entre otros.

Ingiera abundante agua:

La ingesta de por lo menos diez vasos de agua al día le ayudará a perder la grasa corporal, además mejora la hidratación de la piel y favorece que sus músculos se vean tonificados. Prefiera el agua natural y distribuya la cantidad de agua en todo el día. Si bebe agua fría, le ayudará a incrementar el gasto energético y contribuirá con la pérdida de grasa corporal.

Ejercitarse con el sistema EMS:

“Estimulación Electro Muscular” Este programa de ejercicios utiliza una alta estimulación muscular al emplear, de manera combinada, una onda específica para esas partes del cuerpo problemáticas. El mismo, incrementa el consumo de oxígeno por las células y la quema de calorías de forma más rápida. La combinación de un entrenamiento completo e intenso en zonas específicas del cuerpo dan los resultados esperados.

Si tenemos sobrepeso:

si partimos de una situación de sobrepeso u obesidad, el primer paso es realizar una etapa en la que eliminemos gran parte de nuestra grasa corporal. Esta etapa no debe consistir en innumerables horas de ejercicio cardiovascular, sino que debe componerse de ejercicios de musculación intensos y bien planificados, acompañados de una dieta hipocalórica.

Si estamos delgados:

otro caso puede ser que partamos de una situación en la que estamos delgados, pero tenemos algo de flacidez. En este caso podríamos decir que tenemos un peso por debajo de lo normal, pero sin embargo no disponemos de una figura musculosa y tonificada, sino que además tenemos algo de grasa.

En estos casos, lo que deberíamos hacer sería comenzar a entrenar rutinas de fuerza e hipertrofia, intentando mantener un superávit calórico moderado. Ya que, si somos novatos, no necesitaremos un gran exceso calórico para comenzar a ver beneficios, debido a que la intensidad de nuestros entrenamientos no será muy elevada hasta que controlemos bien la técnica de los ejercicios.

Para mejorar nuestro tono muscular es recomendable realizar una serie de ejercicios con una frecuencia mínima de una  vez por semana con el sistema de Effi Fitness. Es importante recordar que la tonificación debe buscarse a partir del trabajo de varias partes del cuerpo, como los brazos, la espalda, los glúteos y las piernas. Siempre se debe actuar de forma gradual.

 

No hay comentarios

Agregar comentario