En el postparto, evita estos errores.

A la hora de alimentarte, de cuidar tu cuerpo, de empezar con la lactancia o de retomar las relaciones sexuales. Destierra estos comportamientos y te sentirás mejor.

No escuchar a tu cuerpo

El puerperio (las seis semanas que necesita tu cuerpo para volver a la normalidad tras el parto) no es una etapa fácil. “Influyen muchos factores: el bebé es tu nueva prioridad, no descansas del todo, los puntos duelen, la relación de pareja cambia.

Ten en cuenta que cada mujer se recupera a su ritmo y no es bueno forzar al organismo. Si ves que tu actividad diaria te agota, descansa. “No es momento de hacer sobreesfuerzos que puedan echar para atrás la recuperación”, aconseja la doctora. Tampoco es recomendable cargar mucho peso hasta que te hayas recuperado.

No vigilar tu estado de ánimo

Que te sientas triste y agotada unas semanas es lógico; está relacionado con el cambio hormonal, con el cansancio y la preocupación por la nueva responsabilidad…

Pero si esta sensación se alarga en el tiempo o empeora, habla con un médico: puede que sufras depresión postparto, un trastorno que afecta, en mayor o menor medida, al 10% de las mujeres.

No beber lo suficiente

Para que tu organismo se recupere debes beber unos 2 o 3 litros de líquidos al día (sobre todo si das el pecho).

Además, si lo completas con una dieta rica en frutas y verduras te ayudará a evitar el estreñimiento (si esto no es suficiente para combatir el problema consulta a tu médico qué puedes tomar, porque no todos los laxantes son compatibles con la lactancia).

Ponerte a dieta justo ahora

No es momento para hacerlo, especialmente si alimentas al bebé con lactancia materna, porque necesitarás ingerir entre 300 y 500 calorías diarias más que en la gestación, unas 2.800 al día (eso sí, dando de mamar se pierden unas 650 calorías diarias).

Comer vorazmente

Tampoco es cuestión de que te vayas al polo opuesto y comas sin parar. Si restringes los alimentos que te aporten calorías vacías y sigues una dieta sana irás recuperando tu figura poco a poco y tendrás energía para afrontar las primeras semanas con el bebé.

Olvidarte del calcio en esta época

Si das de mamar, necesitarás tomar unos 1.200 mg al día. Equivale aproximadamente a un litro de leche, pero este mineral también se encuentra en los yogures, el queso, algunas verduras…

Darte un baño

No es buena idea en los primeros días tras el parto, mejor opta por la ducha. El cuello del útero sigue algo abierto y te puedes exponer a una infección.

Lavar mucho los puntos de la cesárea o la episiotomía

Para que se curen es esencial que estén secos, ya que la humedad macera la herida y ralentiza la cicatrización.

Los de la cesárea se limpian (sin frotar) al ducharte. En cuanto a los de la episiotomía, basta lavarlos tres veces al día (o cada vez que vayas a evacuar, si quieres), con agua a chorro y jabón neutro o con jabón de higiene íntima. Límpialos con la mano y de delante hacia atrás.

“Antes se hacía por prevención, pero ahora se sabe que el aire es un aliado para la cicatrización. Así que, siempre que puedas, deja que la herida respire”.

Tampoco debes aplicar un antiséptico yodado. Este tipo de productos están contraindicados en la lactancia. Si tienes una infección consulta al tocólogo qué producto puedes usar.

Usar tampones en el postparto

Tendrás un sangrado abundante y rojo vivo en los primeros días, que irá disminuyendo y aclarándose. Son los loquios, restos del revestimiento uterino formado en la gestación.

En estos días olvídate de los tampones (también si el bebé nació por cesárea), porque puedes sufrir una infección.

En Effi Fitness tenemos el plan perfecto para ti, que quieres recobrar tu figura después del parto.

Para todas las mamás que están esperando una solución, el método Effi-fitness creó un

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

Portrait of a mother with her 3 monthes old baby

programa de entrenamiento que se ocupa de tu bienestar físico, para que puedas recuperarte de la manera más rápida posible para los siguientes pasos de tu bebe, sin molestias ni preocupaciones sobre tu aspecto y lo más importante en sólo 20 minutos para que no pierdas tiempo y disfrutes a tu hijo (a).

El programa se usa para fortalecer los músculos de la espalda baja que se ven involucrados en el postparto. Este programa especial ayuda a la regeneración y a la firmeza de los músculos y los tejidos conectivos que se ven comprometidos durante este periodo.

No hay comentarios

Agregar comentario