¡¡Secretos para una piel perfecta!!

para-ellas

Muchas veces recurrimos a los cosméticos para mejorar el aspecto de nuestra piel pero, ¿sabías que gracias a la alimentación y cambios de rutinas de la vida diaria también puedes lucir una piel sana y bonita? Sí, lo que comemos influye mucho más de lo que te piensas en nuestro organismo.

Effi Fitness sabe que obtener el equilibrio entre belleza y salud puede ser complicado. Muchas veces dejamos de comer para lucir más delgadas, lo cual desemboca en trastornos alimenticios. En otras ocasiones, por el estrés y las preocupaciones, no dormimos lo suficiente, o bien, dejamos de ejercitarnos.

por lo cual debes tomar en cuenta lo siguiente:

Pensar en los faciales como una necesidad, no un lujo:

 esto nos da una Piel visiblemente revitalizada, relajada y con una mejor apariencia del rostro son los beneficios que recibimos al consentirnos con un buen facial. Al hacérnoslo estamos proporcionándole a nuestro cutis nutrientes que dan como resultado un look radiante.

Dormir:

 Es la mejor manera de revertir los daños causados por los radicales libres, que dan como resultado la oxigenación celular. Además de recargar energía y reparar los músculos, mientras dormimos se reparan y crean nuevos tejidos y células. Por ello, cuando el sueño se reduce en calidad o cantidad, el cutis lo reciente.

“No” al estrés:

 Participar en alguna actividad que nos apasione reduce el estrés, promueve una imagen personal positiva y nos ayuda a conectarnos con gente con los mismos intereses. Hacernos tiempo para disfrutar de lo que nos gusta hacer. También reduce la sensación de soledad y aislamiento, tan común hoy en día.

Ejercitarse con el sistema de Effi Fitness:

Este programa de ejercicios utiliza una alta estimulación muscular al emplear, de manera combinada, una onda específica para esas partes del cuerpo problemáticas. El mismo, incrementa el consumo de oxígeno por las células y la quema de calorías de forma más rápida. La combinación de un entrenamiento completo e intenso en zonas específicas del cuerpo dan los resultados esperados.

Dejar el trabajo en la oficina:

Evitemos llevarlo a casa. Es importante darnos el tiempo para estar con la familia, los amigos, la mascota ¡o cualquier actividad que nos guste hacer! y nuestra piel lo agradecerá.

“Eres lo que comes”:

La comida es la gasolina tanto del cuerpo como de la mente. Así que cuando comemos mal, se nota. Lo mejor es incluir en nuestra dieta alimentos ricos en antioxidantes, como las granadas, que ayudan a combatir el daño causado por los radicales libres.

Limpiar, cuidar e hidratar la piel en la mañana y en la noche:

Nuestro rostro también necesita su baño diario y al igual que los dientes, hay que hacerlo mínimo dos veces al día –en la mañana y en la noche– para liberar a la piel y los poros de cualquier tipo de contaminación a la que hayamos sido expuestos, ya sea despiertos o dormidos.

Usar protector solar todos los días: 

Para evitar los daños, es super importante que utilicemos diariamente un protector solar contra los rayos UVA y UVB. Hacerlo hará que nuestro cutis luzca más saludable con el paso del tiempo.

Nutrir la piel: 

Aplicarnos una mascarilla rica en antioxidantes de una a tres veces por semana nos ayudará a combatir los radicales libres a los que estemos expuestos. para todo esto Effi Fitness cuenta con un área de spa en donde puedes mimar y nutrir todo tu cuerpo.

Recuerda que la piel es un reflejo de cómo estás a nivel físico y espiritual. Lo que Effi Fitness te propone es un cuidado de adentro hacia afuera, y de afuera hacia dentro. Esto es procurar la salud de la piel a nivel tópico a través de un cuidado apropiado.

No hay comentarios

Agregar comentario